miércoles, 23 de septiembre de 2015

En Castrillón la juventud hace mucho y el Ayuntamiento no hace nada

Ya quisieran otros concejos tener unos jóvenes así de sanos y solidarios

Las chicas y su ejemplo solidario

Hace un mes decíamos que los niños de Castrillón que quieren jugar al fútbol tienen que hacerlo como los del tercer mundo. Pues bien, con las chicas sucede otro tanto. La foto demuestra en qué condiciones compiten y practican su deporte favorito. Lo bueno del caso es que, afortunadamente, los inconvenientes no las echan para atrás. Es tanta la ilusión que tienen por hacer deporte que pueden con las condiciones del terreno de juego y aún les sobra fuerza para organizar torneos benéficos como este en favor de los animales abandonados, en el que han conseguido recaudar mucha comida y muchos accesorios que irán a parar, como ellas los llaman, a sus amigos peludos.

Ante esta imagen sobra cualquier comentario

Las chicas dan las gracias a todas las personas que participaron y ofrecieron su ayuda solidaria. Y, desde aquí, les damos las gracias a ellas por ser como son y demostrar que hay una juventud sana y altruista que lucha porque prevalezcan los auténticos valores sociales y merece más ayuda y mejores instalaciones  de las que dispone.

Volvemos a instar a los Partidos políticos en el Ayuntamiento de Castrillón a que hagan algo por acabar con esta situación vergonzosa que debería causarles sonrojo. La necesidad de un campo de hierba artificial es apremiante. Los niños, las chicas, los jóvenes y todos los amantes del deporte no merecen el silencio que reciben de las instituciones.

PINON

miércoles, 2 de septiembre de 2015

Los niños de Piedrasblancas que quieran jugar al fútbol tienen que hacerlo como los del tercer mundo


Parece África pero es Piedrasblancas
Si hacemos un poco de historia resulta que la última inversión municipal en Ferrota es de hace 30 años. Fue en el verano de 1985, cuando el Club Hispano subió, por segunda vez, a Tercera División y el Ayuntamiento remodeló el precario campo de fútbol que había.

En aquella ocasión se compraron las fincas, que estaban cedidas en uso pero no eran propiedad municipal, se acometió el cierre perimetral del campo, se reorientó el terreno de juego, hacia su actual ubicación, y se construyó la tribuna y los vestuarios que se siguen utilizando en la actualidad.

Posteriormente se realizó la nivelación y drenaje del terreno de juego (visiblemente virado) y se construyeron las torres de iluminación y la grada descubierta. Bastante después se acometieron reformas de nivelación y firme en los terrenos anexos para habilitar un campo de arena, Ferrota II, que, provisionalmente, empezó a utilizar el Juvenil y los equipos de la escuela de fútbol.

Exceptuando aquellas intervenciones, la inversión municipal, en los últimos 30 años, no ha ido más allá de pequeñas aportaciones, en obras de mantenimiento, a pesar de que la práctica del futbol, por lo que respecta a los niños y los jóvenes, se ha incrementado de forma notable, demandando unas instalaciones que no pueden ser las que hay porque son únicas por antiguas y obsoletas.

El estado actual de Ferrota II, un campo de arena sin cierre perimetral y expuesto a que puedan utilizarlo desde los que se reúnen para el botellón o los que sacan a sus perros de paseo para que hagan sus necesidades, hace inviable que se pueda utilizar como instalación deportiva.

No es, solo, por estética es que los
tejados de uralita están prohíbidos

Castrillón tiene 22.816 habitantes y Piedrasblancas, núcleo principal y capital del Concejo, 9.531, estimándose que más de 1.800 estarían comprendidos dentro de la edad idónea para la iniciación y la práctica del fútbol, un Deporte que, se quiera o no, es ampliamente mayoritario en cuanto a las preferencias de los niños y los jóvenes.

Conviene reflexionar, por tanto, sobre lo que realmente supone, para los niños y los jóvenes de Piedrasblancas, ser los únicos en toda la comarca que no tienen unas instalaciones en las que poder practicar su deporte favorito. Y, conviene reflexionar, también, sobre la lógica frustración de los padres que han de desplazarse con sus hijos a otros Concejos limítrofes, con la incomodidad del tiempo empleado y el gasto que les ocasiona.

El fútbol, como deporte de base, precisa de instalaciones que hagan posible su práctica. Y, en este sentido, es imprescindible que, cuanto antes, se aborde la remodelación de Ferrota, construyendo un campo de hierba artificial como anexo al que hay de hierba natural. Lo ideal sería que se acometiera una remodelación total que incluyera vestuarios, local social etc. Pero lo mínimo sería un nuevo campo para lo cual, además, hay terreno disponible.

Desde el año 1.995 se han construido, en Asturias, 52 campos de fútbol de hierba artificial, 41 de los cuales se construyeron a partir 2003. Todos los municipios del entorno de Castrillón han invertido en instalaciones e infraestructuras para la práctica del fútbol.

Avilés ha construido el complejo deportivo La Toba, que cuenta con 3 campos de hierba artificial, construyendo, además otro campo, también de hierba artificial, en Valliniello y otro más en Miranda. Candás remodeló, hace poco, todas las instalaciones de fútbol, adecuando el campo de hierba natural, construyendo una nueva tribuna, unos vestuarios y un campo más de hierba artificial. Gozón construyó un complejo deportivo de Balbín, que incluye vestuarios, aparcamientos, tribuna y dos campos de hierba artificial. Cudillero también construyo un campo de hierba artificial.

La relación podría ser más extensa pero se resume en que,  de todo nuestro entorno, los niños y jóvenes de Piedrasblancas son los únicos que no disponen de instalaciones para jugar al fútbol.   

PINON